Es evidente la necesidad de estudios adecuados a la hora de proteger cualquier espacio.

Las piscifactorías son un buen ejemplo.


Que un espacio tenga que ser protegido, no quiere decir que no se puedan desarrollar proyectos o actividades que estaban previstas, después de unos adecuados estudios para la protección de las aves.

A menudo la interpretación de la legislación europea por parte de las Administraciones nacionales y regionales introduce distorsiones en aplicación de estas leyes. Son estas distorsiones en la legislación nacional las que añaden más limitaciones. Como diría la expresión "somos más papistas que el Papa".

De ahí la importancia de una adecuada legislación ambiental que sea simple, dinámica y sin despropósitos. Y de ahí también la importancia de un adecuado apoyo científico que trabaje en la manera de hacer económicamente compatibles las aves, los espacios, los proyectos y las actividades en el ámbito de las ZEPA. Por lo que los estudios y trabajos hacia la compatibilidad revisten de singular importancia.

Como ejemplo un precedente reciente: el caso de la empresa PESCANOVA en Galicia:

Antecedentes: Esta empresa el año 2007 quiso instalar la piscifactoría de rodaballo más grande de Europa, en las costas gallegas. Asimismo de ejecutar el proyecto, los grupos ecologistas y la Xunta de Galicia (entonces) se opusieron, argumentando que los lugares posibles donde se quería instalar la piscifactoría, formaban parte de la Red Natura 2000. Ni que decir tiene que el proyecto fue parado y retirado. Se perdieron 140 millones de euros de inversión y 200 puestos de trabajo.

Meses más tarde, el proyecto se reanudaba de nuevo, pero se hacía unos kilómetros más al sur, en una zona la Red Natura 2000 en Portugal (población de Mira). En este sentido, es de reseñar que el gobierno portugués ya indicó que no veía ningún problema de compatibilidad entre la actividad y la protección de la naturaleza. Pero aquí no se acabaron las dificultades, empezaron las denuncias, desprestigio y largos procesos ...

Pero ahora, tenemos un Dictamen del CESE (Comité Económico Social Europeo) del 19 de enero de 2011, que da un giro a la situación, y pone cordura donde sobraba arrebato.

En resumen el dictamen recoge lo siguiente, sobre la acuicultura en la Red Natura:

  • La Red Natura 2000 no es incompatible con la acuicultura.
  • Aunque la protección del medio ambiente es una prioridad en la UE, no debe impedir la realización de actividades que puedan ser compatibles.
  • El documento afirma "La Comisión Europea tiene que hacer un esfuerzo para explicar las principales normas medioambientales y especialmente la Red Natura 2000 en su interrelación y compatibilidad con la acuicultura."
  • El documento afirma: "En ocasiones, es la interpretación de la legislación europea por parte de las administraciones nacionales y regionales la que introduce distorsiones, como en el caso de la Red Natura 2000, de la que algunas administraciones injustificadamente excluyen la acuicultura" .


 

Artículo publicado en La Drecera 125. Enero - Febrero 2011
Informativo Agrario del INSTITUT AGRÍCOLA